Los Evangelios

30/6/07


Hay muchos cristianos que no han leído en toda su vida ni una sola página de los Evangelios. Esto es muy triste. Una enamorada que recibe cartas de su amado, las relee, las llega a memorizar, se fija hasta en el más mínimo detalle. Cristo, fiel amante, nos habla, entre otras cosas, a través de su palabra. Los evangelios contienen la vida, las enseñanzas, la palabra de nuestro Señor Jesús. Debiéramos hacernos el propósito de leer la Palabra de Dios, amarla, meditar sobre ella, intentar discernir qué nos está diciendo Dios, orar con su Palabra. Propongámonoslo, nos hará mucho bien.

47 comentarios:

Anónimo dijo...

+

Anónimo dijo...

Vaya Ignacio, ¿Sabes que me ha salido para leer hoy en la biblia?
Ezequiel 43. Retorno de Dios.

Me dijo: Hijo del hombre, este es el lugar de mi Trono, el lugar donde se posa las plantas de mi pies. Aquí habitaré en medio de los hijos de Israel para siempre y la casa de Israel, así como sus Reyes, no contaminaran mas mi Santo Nombre con sus protituciones, ni con los cadáveres de los Reyes.

Anónimo dijo...

La reconstrucción religiosa y política de la Nación Israelita en Palestina.

Anónimo dijo...

Me gusta en cántico de los 3 jóvenes, el de Daniel.
Nuestra vida debería ser siempre una continua alananza al Señor, desde la mañana a la noche y desde que se tiene uso de razón hasta que uno se muere ¿No crees?.

Pero en vez de eso, hoy se insulta el nombre de nuestro Creador que tantas gracias nos ha dado.

Anónimo dijo...

Una enamorada que recibe cartas de su amado, las relee, las llega a memorizar, se fija hasta en el más mínimo detalle.

Esto es muy bonito porque es verdad, así es cómo hay que leer los evangelios.

Lo que más me admira y me gusta, es cuando Jesús recorría las ciudades, predicando, sanando y echando demonios de los endemoniados. (Esto siempre me ha llamado mucho la atención) y luego los apóstoles lo hicieron también. (siempre que leía esto, me preguntaba por qué a los sacerdotes hoy, no les pasa lo que a los apóstoles, y yo por mi cuenta he llegado a la conclusión de que, si en este mundo se tuviera tan sólo fe como un grano de mostaza nosotros lo haríamos también, pero falta lo principal, la fe.

Si los Sacerdotes imitaran la vida de Jesucristo tal cual, también curarían y echarían los demonios de la gente, pero como les falta fe y limpieza, sobre todo en su mente, por eso no sucede.

También les falta caridad, no se complican demasiado la vida, quiero decir que no mueren. Para sanar uno ha de morir antes.

Bueno, es sólo mi visión a lo mejor estoy confundida.

Anónimo dijo...

Pero Cristo nos dejó el Camino a seguir, por lo tanto, yo creo en todo lo que El dijo y El siempre cumple su palabra, somos nosotros los que no la cumplimos.

Anónimo dijo...

Si nosotros leemos y no cumplimos su palabra, tampoco los efectos de esa palabra se cumplen en nosotros.

La Palabra siempe tiene que hacer un efecto en nosotros para una nueva conversión cada vez que la meditamos, sí la palabra de Dios no hace este efecto en nosotros, es por que aún nos queda por quitar muchas capas para llegar al Centro mismo.

Anónimo dijo...

Como Cristo moria cada vez que predicaba, sanaba o echaba demonios.
Sin reproducir la palabra de Jesús viva en nosotros, nada, de nada.

Anónimo dijo...

Puedes leer y meditar para comprenderla hasta hartarte, pero si uno no lleva en su interior esa palabra viva y no la pone en práctica, no produce frutos.

Anónimo dijo...

No es cuestión de ser muy inteligente para comprender esa palabra, es cuestión sobre todo de una buena disposición del corazón.

Anónimo dijo...

El Padre Román había curado gente, sólo con pasar delante de ellos y realizaba conversiones auténticas y no hablaba mucho, para mí no era un gran orador, pero la palabra y el amor a la Virgen María lo llevaba vivo durante toda su vida en su interior. Era un hombre con una caridad sin límites hacia cualquiera y sobre todo muy puro.

Anónimo dijo...

Sin embargo se ha marchado en el más puro de los silencios, y puede que en la Tierra núnca sea Santo, pero yo se ue Dios lo ha hecho Santo, por el amor y la entrega a María.

Anónimo dijo...

A última hora cuando ya estaba tan malito,y hablaba con él por teléfono, yo siempre le decía, Padre tiene que escribir sus memorias, tantas cosas que le han pasado, pero creo que no lo hizo núnca, sólo tenía algunos escritos que él hizo, pero creo que nada más, cuando hablaba con él por teléfono siempre me cantaba canciones de la Virgen.

Anónimo dijo...

Toda su vida fué siempre un ejemplo de Santidad desde el principio hasta el final.

Anónimo dijo...

Cuando le necesitaba siempre estaba disponible, nunca te ponía excusas. Si en ese momento no te podía atender, el te llamaba enseguida.

Anónimo dijo...

Ahora, acceder a un sacerdote, a veces se convierte en un largo peregrinaje.

Anónimo dijo...

Ignacio he venido a leer lo que he escrito, no me acordaba muy bien, espero no haberme equivocado.

Anónimo dijo...

Esta noche he soñado que había muchos poseidos que necesitaban ayuda, bueno a lo mejor es que me acosté pensando en ellos.

Anónimo dijo...

Ignacio, Dios también se ríe. A veces me lo paso muy bien con El, es super-divertido.
Todo no va a ser tristeza, una de cal y otra de arena.
Me lo paso muy bien con Dios. ¡Que pena que muchos no deseen conocerlo! ¡No saben lo que se pierden!

Dios tiene también mucho sentido del humor.

Anónimo dijo...

Estoy triste, muy triste.

Anónimo dijo...

¿Tú núnca estás triste?

Anónimo dijo...

Ya sabes, Dios da una de cal y otra de arena.
Lo cuento aquí porque estoy como en mi casa.

Anónimo dijo...

Ignacio ¡Son todos muy graciosos! Me meo de risa con ellos.
Aunque aquí ya no estoy como en mi casa, porque también me leen.
Y Francesc en cuanto escribo en su blog, se pasa al de Forta.
Esto parece una mafía.

Anónimo dijo...

Ignacio pide por una persona.

Anónimo dijo...

Creo que en cuanto Fortea y alguna de la gente que tiene pagada, me ven escribir algo de que estoy triste, o estoy mal, y se alegran. Por eso Dios no les ayuda.

maria dijo...

Al anónimo de las 15:16

Fortea y la gente que está con él, ( por cierto no está pagada) son incapaces de hacer una cosa así.
Fortea es incorruptible.

maria dijo...

¡Es un bendito! ¡Un bendito para siempre!
Pero otra vez con más rapidez por favor.

Anónimo dijo...

Je,je, que bien me lo he pasado.

Anónimo dijo...

Que mañana para el desayuno con salmón, le paséis todos los periódicos para que se tronche de risa.

No! Si cuidarse, se cuida bien y los demás una simple tostadita de pan.

Anónimo dijo...

Fooorty!!!, Fooorty!!!Forrty!!!

Anónimo dijo...

(-_-):}

Anónimo dijo...

Desde luego, aquí no hay quién duerma, ya no podemos ni dormir en ningún blog.
No tenemos casa.
¡Queremos una casa nueva mas bonita y más grande!

Anónimo dijo...

¡A trabajar! Id poniendo los ladrillos.
¡Ah y que tenga piscina para que nos podamos bañar y jugar, es verano!
Si él come salmón, nosotros queremos una casa con piscina.

Anónimo dijo...

¡Ah! y que tenga alarma, no queremos que entren los intrusos, queremos intimidad para estar cómodos y a nuestro aire.
Así que ya sabeis.

Anónimo dijo...

La secreta que se quede en la calle, no en la casa.

Anónimo dijo...

Solo dejaremos entrar a la Virgen, a nadie más.

Anónimo dijo...

Y quiero que en la casa nueva haya música con canciones infantiles para el Niño.
Y que sea muy alegre la casa.
El se merece lo mejor.

Anónimo dijo...

El Niño quiere que la casa la construya Forty, los albañiles no, si no tiene mucha idea, puede pedir referencias, pero la tiene que construir Forty para eso está.

Y cuando la termine, que nos ponga la nueva dirección en este blog.

Ya tenemos el equipaje preparado.

Fortyyyy:*

Anónimo dijo...

¡Te quiere!

Anónimo dijo...

¡Tú si puedes entrar a verle! pero nadie más. ¿entendido?

Anónimo dijo...

El te quiere ver lleva diciendolo varios días.

Si quieres puedes poner una foto tuya en la nueva casa.
¡Suerte!
Que sea una fortaleza, no sea que se nos vaya a caer encima y nos mate.

Anónimo dijo...

La foto que no tenga los ojos rojos.

Anónimo dijo...

Ignacio, he decidido una cosa, pase lo que pase y escuche lo que escuche, no diré nada a nadie.
Me lo guardaré todo para mí.
Pero yo no entiendo a la gente, unas veces me dicen que hay que contar las cosas para el bien de los demás.

Y otras, que haga voto e silencio porque es el maligno.

La gente me confunde.
Así que por eso he decidido pase lo que pase, y escuche lo que escuche, no decir nada, sólo hablar cómo lo hacen los demás.

Anónimo dijo...

Ya ni siquiera se cómo he de actuar y como he de ser.
De todas formas llevo ya tiempo que no cuento apenas nada, a nadie, creo que va a ser lo mejor.

Anónimo dijo...

Borra tu también todo.

Anónimo dijo...

Creo que ya no importa nada.

dgv dijo...

El Señor eligio a las personas, para enseñar su doctrina, a pesar de sus debilidades, El lo eligio así. Centremonos en el Evangelio y no en los mensajeros.