Para pensar

16/7/07


El ritmo vertiginoso de la sociedad occidental ha provocado que, en muchos aspectos, cada vez seamos más insensibles. El aumento de personas que viven y mueren en soledad, el fenómeno de la indigencia, el deterioro progresivo y agresivo del medio ambiente, la violencia doméstica, la desestructuración de la familia son algunos ejemplos de la deshumanización social que vivimos. Lo lamentable de todo esto es que nos hemos acostumbrado a estas situaciones y a nadie le sorprende ver indigentes por la calle o no conocer al vecino que vive a su lado. Parece como si lo anormal, por ser común, se aceptase como normal. Cada uno tenemos que aportar nuestro granito de arena para cambiar esta realidad. El ser humano es un ser social y la sociedad no puede ser una selva llena de depredadores.

Propongámonos revisar y humanizar nuestra conducta. Revertirá en bien de todos.

10 comentarios:

Maria dijo...

No, no volveré a escribir en ningún blog que no sepa de quién es y que no me ofrezca una seguridad y lealtad a mí, sólo a mí.
Sólo ecribiré en el Principal y en otro de mi gente si lo puedo conseguir, de los contrario en ninguno más.

Maria dijo...

Así, si alguien insulta a Dios o a mí, se enterará todo el mundo y no me toreareis como me toreaseis la otra noche, pasándoos los link.

Ignacio dijo...

Siento mucho que te hayas sentido ofendida. Lo único que pido es que los comentarios tengan relación directa con los posts. No es correcto utilizar este blog, como si de un foro se tratase, para contar cosas personales.
Por favor, te pido perdón si te has sentido ofendida.
Por cierto nunca he visitado el blog de Francés, no sé de que hablas.

Que Dios te bendiga.

Anónimo dijo...

¿Entonces tú de que lado estás?

Anónimo dijo...

Y cuando tenga que gritar y desahogarme ¿Donde lo hago?

Anónimo dijo...

¡Dios nos pone unos caminos muy duros!

Anónimo dijo...

Pues todo eso que pones es verdad.
Pero si la gente supiera lo que realmente nos espera y que viene de camino, se harían pipí por las patitas abajo.

Anónimo dijo...

Ahora no tengo ganas de pensar, mañana pensaré.Me ha pasado una cosa muy bonita, me gustaría compartirla con vosotros, pero no se donde.

Anónimo dijo...

Pero si la gente supiera lo que realmente nos espera y que viene de camino.

Cuando venga el castigo de Dios sobre la Tierra.

Porque el Mundo no quiere cambiar a pesar de la grandes oportunidades y la Gran Misericordia de Dios, a pesar de eso, el Mundo sigue ciego.

Anónimo dijo...

Cuando hoy he abierto el blog de Francisco, el de República del Congo y he pedido por ese País, no se que me ha pasado me he puesto muy mala, me mareaba y una angustia muy grande recorría mi organismo, aún me dura. No se que estará pasando allí o irá a pasar.
Dios mío te pido que el resto de Paises les ayude, por favor. Asísteles con tu gracia.